Como leer la factura de luz

Muchas veces nuestros clientes nos preguntas sobre diferentes aspectos que no entienden de su factura de luz y de gas y es que a veces, las facturas  son un autentico quebradero de cabeza. Hoy os traemos una pequeña guía  para ayudarte a comprender de forma sencilla algunas partes de estos contratos.

Datos del contrato de la factura de luz

Titular del contrato:

es la persona titular del suministro. En la factura se indica el nombre y apellidos del titular. Luego, a continuación se indican otros datos como DNI del titular del suministro.

Dirección de suministro:

Es la dirección física donde se encuentra el contador eléctrico, que normalmente coincide con la dirección de la vivienda.

Importe a pagar:

Es quizás, el concepto más importante de la factura ya que se trata del importe que debes pagar por el consumo y potencia contratados. En el importe a pagar te aparecerá desglosado el importe de los conceptos básicos de tu factura como la potencia, consumo, servicios de mantenimiento, descuentos, alquiler de equipo y el Impuesto de Electricidad. En el total del importe, viene reflejado el IVA que corresponde correspondiente.

CUPS – (Código Universal del Punto de Suministro)

El CUPS es un código compuesto por 20 o 22 caracteres (cifras y letras), empezando por ES en el caso de pertenecer al territorio Español. Los 4 primeros dígitos  identifican la distribuidora de la zona. Este código es muy importante ya que permite a la empresa suministradora identificar tu suministro. Para entendernos, es como el NIF de tu instalación.

Peaje o tarifa de acceso

Tanto el mercado de gas natural como el de electricidad establece unas tarifas de acceso para dividir a los distintos consumidores. Por esta razón, es importante conocer la clasificación que establece cada sistema y comprender en qué aspecto afecta del recibo energético.

La electricidad establece los peajes de acceso a través de la potencia eléctrica contratada diferenciando principalmente estas tres:

  • Tarifa 2.0 de electricidad para consumidores con menos de 10kW.
  • Tarifa 2.1 de electricidad para usuarios con entre 10kW y 15kW.
  • Tarifa 3.0 de electricidad para clientes con más de 15kW.

Potencia (kw):

Es el término fijo, depende de los kW contratados y lo pagas aunque no enciendas nunca la luz, por lo que cuánto más potencia tengas contratada, más pagarás en tu factura de luz.

Consumo (kWh): 

Es el término variable, depende de tu consumo de electricidad. Cada compañía se paga el precio del kWh como esta establezca, excepto en el Mercado Regulado donde el precio del kWh lo establece el Estado

 

Alquiler equipos de medida y control

El alquiler de equipos de medida y control es el importe que se le da a la empresa distribuidora por utilizar el contador durante el mes. Cada punto de suministro tiene un contador que va incluido en la factura a nombre del titular del contrato y es obligatorio tenerlo. También es posible comprar el equipo de medida a la distribuidora, pero no es recomendable ya que su coste de alquiler es relativamente bajo frente a su coste de compra.

Impuesto sobre la electricidad

Es un impuesto especial marcado por el Ministerio de industria. Este término corresponde al 5,113% del término de potencia y consumo. Este impuesto debe pagarse mientras tengas contratado un suministro eléctrico, independientemente de si tienes o no consumos durante el periodo de facturación.

 

 

 

Volver al blog

 

2019-01-16T16:21:00+00:00 Sin comentarios

Deja un comentario