Cambio de horario de invierno

Además de la entrada oficial en el otoño, el cambio horario también tiene efectos en otros aspectos tales como las relaciones sociales o la salud, pero es su influencia sobre el consumo energético la principal razón por el cual se lleva a cabo. El cambio al horario de invierno significa un gran ahorro energético y monetario.

Según el IDEA (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía), sólo en luz se puede ahorrar con el cambio horario hasta un 5% del consumo anual, lo que significarían unos 300.000 millones de euros (90 millones sólo en consumo eléctrico). Increíble, ¿Verdad?

Sin embargo, puedes ahorrar con algo más que con el cambio de hora. Comprando bobillas de bajo consumo –LED-, ahorrarás hasta un 90% en tu consumo de la luz y las bombillas te durarán hasta 25 años. Además, otra buena forma de ahorrar es con aparatos que hacen cosas por nosotros (sensores de movimiento, por ejemplo) o con calefacción en el suelo en vez de tradicional (ahorro de un 20%) o con estufas de pellets (ahorro de hasta un 60%). Por otro lado, siempre puedes recurrir al aislamiento térmico: toldos y demás que puedes colocar en paredes, suelos y techos y que hará tu hogar más confortable.

Además, con la Tarifa de Discriminación Horaria podrás ahorrar mucho más con el horario de invierno. Envíanos tu factura, te la analizaremos gratuitamente y te diremos cuánto te ahorras con la Tarifa de Discriminación Horaria. ¿A qué esperas?

 

Volver al blog

2019-05-31T09:30:49+00:00 Sin comentarios

Deja un comentario