Ahorra sin encender el aire acondicionado

Con la llegada de la ola de calor, salir a la calle es un autentico infierno. Aunque quedarse en casa sea la mejor opción, en ocasiones combatir el calor dentro de ella es demasiado agobiante y tiramos del aire acondicionado las 24 horas del día, lo que supone un aumento considerado de energía y una subida notable de la factura de luz.

Para evitar los golpes de calor, os traemos consejos para estar fresquitos en casa sin gastar energía:

  1. UTILIZA VENTILADORES

Además de ser más económico que el aire acondicionado, el ventilador mueve el aire caliente de la habitación y la va enfriando. Si los colocas de manera estratégica podrás conseguir hasta 4 grados menos en la habitación.

Si tienes ventiladores de techo, haz que giren hacia el lado izquierdo para que el aire caliente vaya hacia arriba. Este tipo de ventiladores, además de ser muy útiles para refrescar el ambiente más rápido, consumen un 90% menos de energía que los aires acondicionados.

  1. MÓJATE

Tomar baños de agua fresca permite regular la temperatura corporal y sentirte más aliviado. Para ello puedes humedecerte la nuca y los brazos con una toalla húmeda. Con tan solo 10 segundos, notarás un gran alivio y frescor que te durará un rato.

Envolver tu cabeza con una toalla húmeda fresca puede hacer que te sientas más fresquito durante algunas horas.

Pero cuidado, no olvides que si abusas de este truco dispararás el consumo de agua en tu hogar tanto por motivos ambientales como por nuestra economía y al final lo que conseguimos ahorrar en energía lo gastamos en agua.

  1. PERSIANAS, TOLDOS Y CORTINAS

Ventila tu casa por las mañanas, cuando el aire está más fresco, pero durante las horas de más calor, es conveniente que bajes las persianas y cierres las ventanas en casa ya que mantendrás las temperaturas y podrás combatir el calor. Baja las persianas hasta que tu casa esté en penumbra, así tendrás más sensación de frescor.

Además de las persianas, puedes utilizar las cortinas y toldos para aislar aún más tu hogar de las altas temperaturas del exterior. Pero estas deben de ser de tejidos ligeros y no demasiados oscuros para una mayor efectividad.

Tenerlos como aliados hará que tu gasto energético disminuya hasta un 70%.

  1. CUIDA TU ALIMENTACIÓN

Durante estas épocas de mucho calor, es importante que tengas siempre a mano agua fresca, jugos de frutas, bebidas refrescantes, hielo y helados. Esto te ayudará a combatir el calor y gastar menos energía. Pero ojo, evita las proteínas pesadas, así como los alimentos de difícil digestión junto a las bebidas alcohólicas, café y té ya que fomentan la deshidratación

  1. ¿LOS ELECTRODOMÉSTICOS Y LAS LUCES? EL TIEMPO JUSTO Y NECESARIO

El 20% de nuestro gasto energético es el continuo habito de encender las luces en casa. En verano, si encendemos una luz antes de las 9 de la noche es tirar el dinero y aumentar el calor dentro de casa. Para evitarlo, enciende una luz sólo cuando realmente sea necesario.

Por otro lado, los electrodomésticos que tenemos en Standby pueden dificultar un ambiente fresco en nuestro hogar. En verano, evita utilizar secador, horno, lavavajillas u otros electrodomésticos que estén enchufados continuamente, ya que desprenden calor y conllevan un gasto energético innecesario.

Otro método infalible para ahorrar energía con los electrodomésticos y mantenerse fresco es poner la lavadora a baja temperatura. Las lavadoras consumen el 90% de la energía que consumen sólo para calentar el agua. Los detergentes y lavadoras actuales permiten que incluso en agua fría la ropa salga limpia. Además, a baja temperatura los colores aguantan más tiempo y el tejido se estropea menos.

  1. UTILIZA PLANTAS Y TEXTILES FRESCOS

El uso de plantas hará que sientas el ambiente con mayor frescor. Por ello, apuesta por grandes plantas y colócalas en el salón y en el comedor. Estas, purifican y refrescan el entorno y mejoran la salud ya que reducen los dolores de cabeza y los problemas respiratorios.

También se ahorra dinero y energía, si se utilizan prendas que no precisan ser planchadas. Y es que este electrodoméstico es uno de los que más energía consume. Para ahorrar en consumo y estar mas fresco, utiliza prendas amplias, de tejidos suaves y ligeros. Y para el hogar, utiliza prendas para cubrir los sofás, sillones y camas con telas claras, suaves y ligeras.

Con estos 6 trucos podrás ahorrar energía en verano, podrás estar fresquito y combatir esta ola de calor. Además, ayudarás al medio ambiente y no gastarás tanto dinero. Ponlo en práctica y si notas el cambio deja un comentario en Facebook.

Volver al blog

2019-05-31T09:19:16+00:00 Sin comentarios

Deja un comentario